El salvavidas para Newell's vendría de la Superliga y arrancaría el torneo ante Unión

Restan sólo siete días para que Newell's debute en el torneo. Y sólo dos y horas para que salde la deuda con Agremiados (jueves último plazo) y reciba la venia para arrancar en casa el próximo lunes con Unión. En el run run aparecen las dudas sobre si la dirigencia conseguirá el dinero para dejar en cero la cuenta con FAA, aunque los máximos directivos insisten en que todo se pagará y no habrá inconvenientes para que el equipo de Llop salga a escena en el Coloso. ¿De dónde aparecerán los más de veinte millones de pesos? "La Superliga, a través de una financiera, ayudará al club a solucionar el tema", le confiaron a Ovación las distintas fuentes consultadas. A la vez, adelantaron que hoy Eduardo Bermúdez se reunirá con Sergio Marchi en Buenos Aires.

Toda esta lucha feroz que se viene desarrollando hace algunos meses tiene ribetes políticos como anticipó este diario tiempo atrás. La pelea mediática tiene que ver con que habría intereses económicos muy fuertes en el medio y de ahí las presiones. Hay algo cierto e insoslayable: Newell's es moroso, debe cumplir con sus obligaciones y los reclamos no son inadecuados. Es lo que debe suceder en Ñuls como en todos los clubes del fútbol argentino, donde la mayoría transita por ese camino indeseado y sinuoso. La pregunta es: ¿por qué se permitió que la deuda sea importante?

¿Por qué se centralizó la pelea Newell's v. Marchi? En realidad, según cuentan, los rojinegros son uno de los chivos expiatorios porque no era el único que estaba en la lista de morosos, pero tuvo repercusión mediática por las figuras que tenía (Maxi Rodríguez, Scocco, Formica). "Lo cierto es que en el medio de todo esto hay mucho dinero en juego. La financiera que controlaba de cierta manera la AFA pasaría a la Superliga y el negocio sería para otros", dijo una voz de manera cruel, pero para nada alejado de la realidad. En definitiva, toda lucha tiene un fin. Por un lado loable porque está bien que un gremio luche por los intereses de sus afiliados y logre que sus salarios sean pagados en tiempo y forma. Aunque, a veces, esa herramienta suele ser utilizada con otro fin. Al menos esa es la lectura que hacen desde el Parque: "Acá la lucha es por la caja, que pasaría a otras manos. La de la Superliga".

Optimismo en el Parque

"Somos optimistas en que vamos a conseguir todo el dinero y terminaremos de regularizar la situación con Agremiados. No queremos tener más problemas", le dijo días atrás a este medio el presidente, Eduardo Bermúdez. En esa sintonía se manifestaron desde el entorno dirigencial al considerar que "antes del jueves estará todo saldado para poder arrancar el campeonato". Otros, mucho más optimistas, dijeron que "la plata está para pagar lo que se adeuda". Es decir, los más de 20 millones de pesos o casi 25 que sostienen desde el gremio porque "hubo algunos cheques que rebotaron".

Marchi, secretario general de los futbolistas, puso el foco en Ñuls y siempre atacó muy duro. "Newell's le debe plata a todo el mundo. Lo que hace la comisión directiva es una tomada de pelo para el resto de los dirigentes y de los clubes", disparó la semana pasada y resaltó que a pesar de eso "trajo ocho refuerzos". En el Parque insisten en que "hay un ensañamiento con el club, aunque en realidad tiene que ver con una utilización para acrecentar el conflicto en un momento en que su figura se desvanece".

Que Newell's debe es cierto. Los malos manejos y la decisiones fallidas condujeron a la entidad a estar en esta situación con las cuentas en rojo. No hay ninguna discusión en este aspecto y debe ser resaltado. También hay otros intereses en el medio de este conflicto. Y todo tiene que ver con el dinero y el poder. La caja que pasaría a otras manos y, quizás, la aparición de un gremio paralelo, como dicen en Buenos Aires.

No todo es tan simple y tan sencillo de entender. No sólo hay una deuda por saldar, si no también otros negocios que están en disputa. Tampoco se puede decir que lo que vendrá será mejor, porque los antecedentes indican que no siempre se piensa en beneficio del fútbol o los clubes. Sino en el de los bolsillos ajenos.

La causa de la fundación preocuparía a Marchi

Hay otro tema que también mantendría intranquilo al Turco Marchi. Tiene que ver con la intervención que realizó la jueza federal María Servini de Cubría, quien en abril del año pasado secuestró 2.191.811 dólares que la AFA entregó a la Fundación El Futbolista, de Futbolistas Argentinos Agremiados (FAA), por un convenio que no estaba contemplado en el estatuto de Fútbol para Todos. Fuentes judiciales, en su momento, habían informado que esa acción se dio en el marco de la causa que investiga presuntas irregularidades en los fondos del programa FPT, donde la magistrada ordenó allanamientos en cajas de seguridad de dos bancos, donde dicha fundación tenía guardada la totalidad de ese dinero. Y en algunas semanas habría novedades al respecto.

Con tecnología de Blogger.