En el podio de los visitantes

Unión marcha de buena manera en la presente Superliga al estar invicto al cabo de cuatro partidos. La cosecha de 8 puntos de 12 posibles no es para nada despreciable e invita a ilusionar con ser animador, pero sus protagonistas tratan de ser mesurados en todo momento, siempre resaltando que la prioridad pasa por incrementar el promedio.

Es evidente que el presente de Franco Soldano y Lucas Gamba en ataque es un factor preponderante, pero también es clave el trabajo que se hace de mitad de cancha hacia atrás, con un bloque defensivo muy sólido y al que cuesta mucho vulnerar. El entrenador Rojiblanco, Leonardo Madelón, siempre fue de la idea apostar a la concentración y la aplicación de las funciones de cada uno, y es así como cada jugador entiende lo que debe hacer. Eso hace posible que en todo momento la solidaridad por recuperar la pelota y administrarla bien sea casi un culto.

Hasta el momento, el Tate sumó dos victorias y la misma cantidad de empates y, si bien esto recién empieza, aquellos que siguen las estadísticas ya comienzan a hacer sus investigaciones. En este sentido, resalta que es uno de los mejores equipos jugando fuera de casa. La particularidad está en que, antes del triunfo ante Defensa y Justicia, hacía un montonazo que no sumaba de a tres en esa condición.

La faena hasta el momento es de un halago y dos empates, ubicándose en el podio, solo detrás de River y Boca, que ganaron todos su juegos en la ruta. Lógicamente que es pronto como para decir que Unión será un abonado a la cosecha fuera de Santa Fe, pero es un bálsamo a tener en cuenta, después de la magra cosecha en la temporada anterior.

Todo es positivo en base a pensar en que se puede crear un equipo competitivo y complicado para otros con, a priori, más aspiraciones. Por el momento, el romance entre Leonardo Madelón y Unión crece cada día más y las estadísticas esperan para fortalecerlo. Fuente: Diario Uno

Con tecnología de Blogger.