Unión, Leonardo Madelón y su gente

Se hizo larga la espera para Unión. Fueron dos semanas las que transcurrieron desde el choque en el Parque ante Newell’s, hasta este partido frente a Gimnasia que marcará el retorno de Unión al estadio "15 de Abril" luego de mucho tiempo. Será también el retorno de Madelón, aunque ya el hincha de Unión lo pudo volver a ver en los partidos de la Copa Santa Fe, que también quedaron allá lejos en el recuerdo.

Fue promisorio el inicio de esta nueva temporada para Unión. Jugó bien y eliminó a Lanús de la Copa Argentina, y repitió una aceptable actuación ante Newell’s, pese a que no pudo mantener el resultado.

La idea de equipo compacto está clara. Pero no se quedará en eso, ya que Aquino y Zabala están en condiciones de darle juego a un equipo que adoleció de este atributo en el torneo pasado. Además, hay un fortalecimiento defensivo que también sirve y brinda seguridades. Gómez Andrade y Bottinelli se complementaron bien y se adaptaron rápidamente al resto. En los dos partidos de mayor envergadura que ha jugado el equipo, se vieron avances respecto de lo pobre que se había mostrado en un primer semestre que dejó incertidumbre y preocupación.

Uno de los aspectos para ver es cómo será la postura del equipo como local. Está claro que, de visitante, la idea fue abroquelarse bien en el medio, presionar sólo de a ratos arriba y tratar de atacar con espacios.

Este lunes tendrá enfrente a un equipo que mostró una gran capacidad ofensiva en el debut ante Defensa y Justicia, pero también un desequilibrio que lo llevó a recibir cuatro goles en su propio arco. Se parará con un 4-3-3, más allá de que arriba tendrá a un jugador que el hincha de Unión conoce muy bien, como Brahian Alemán, quien es un volante que por su perfil zurdo, será utilizado como wing izquierdo.

Según Soso, el “desconocido” técnico que trajo Gimnasia para hacer su primera experiencia en el fútbol de Primera (dicen que alguna vez estuvo apuntado por Unión), su equipo se va a encontrar con un rival que le tejerá una “densa trama defensiva”. Unión no es un equipo defensivo, pero intenta agruparse bien, ser lo más corto posible, achicar espacios. Después, cuando recupera la pelota, la idea es jugar y atacar. Madelón no es un técnico que resigne chances de ataque. Quizás no presione tan arriba como lo hizo en su momento, cuando disponía de otra clase de jugadores. Pero Aquino y Zabala le ha dado posibilidades de juego que antes no tenía. Y espera que Gamba y Soldano aporten lo suyo a la hora de definir. Sobre todo este último, que es el jugador del que más se espera al momento de esperar que lleguen los goles.

La gente tiene entusiasmo por ver al equipo y el partido, en sí, plantea expectativas favorables. Gimnasia sorprendió en todos los aspectos en su presentación. Naturalmente, Soso buscará más equilibrio, pero los indicios son respetables y positivos. Madelón, en tanto, sabe que una victoria le permitiría solidificar una idea que, evidentemente, ha prendido muy rápido y por eso los buenos resultados de este principio de temporada.

Por el lado de Unión, Madelón confía en los mismos jugadores que empataron en el Parque Independencia hace dos semanas. En Gimnasia, la duda pasaba por la presencia de Eric Ramírez, ya que durante la semana se manejó la posibilidad que tanto Franco Niell o Nicolás Dibble, pudieran tener alguna chance de jugar de entrada. Por lo visto todas fueron pruebas, porque el técnico rosarino ya tenía en mente los once jugadores que saldrán a jugar en el 15 de Abril, como así también dejar de lado el esquema con tres hombres en el fondo que puso ante el Halcón, y utilizar un 4-3-3 que mostró en la mayoría de los partidos amistosos de pretemporada. Fuente: El Litoral

Con tecnología de Blogger.