Los dirigentes de Unión analizan la posibilidad de protestar ante el Colegio de Árbitros

Juan Pablo Pompei es uno de los árbitros más experimentados del fútbol argentino y su rendimiento deja mucho qué desear con respecto a sus pares. Sin embargo, llamativamente es siempre designado tanto para los partidos de la Superliga como también por la Copa Argentina.

El pasado viernes, fue el encargado de impartir justicia en el partido que animaron Unión y Lanús, en el estadio Néstor Díaz Pérez del sur del Gran Buenos Aires. No había tenido mayores inconvenientes, hasta que en un corner a favor para el conjunto de la Avenida le terminó anulando un gol a Jonathan Bottinelli, por una infracción que por TV no se alcanzó a percibir de parte del ex-San Lorenzo. Sin embargo, en zona de vestuarios, manifestó que cobró foul de otro jugador santafesino, que en las imágenes de la transmisión tampoco se pudo percibir, a pesar de las reiteradas repeticiones.

En tanto, en el segundo gol de Lanús, se equivocó junto al juez de línea Yamil Bonfá al no marcar un claro offside de Lautaro Acosta, quien terminó asistiendo a José Sand, tras una falla del arquero Matías Castro.

Luego, cuando el Tate estaba abajo en el marcador, Pompei marcó una inexistente falta sobre el arquero Esteban Andrada, que tampoco se pudo percibir por TV. Incluso, luego de varias reiteraciones, no se pudo saber con certeza qué cobró.

Por todos estos motivos, los dirigentes analizan la posibilidad concreta de protestar ante el Colegio de Árbitros que preside Horacio Elizondo su desempeño, para que quede sentado el desacuerdo con su actuación y pedir que por un tiempo no vuelva a estar presente en un cotejo donde actúe Unión.
En el cotejo ante Lanús, de los dirigentes tatengues estuvieron presentes Leonardo "Mono" Romero, Oscar Contigiani y José Cardonnet, quienes ingresaron al vestuario una vez consumada la derrota. Fuente: Diario Uno

Con tecnología de Blogger.