Luis Spahn recibió a la "oposición" y prometió auditoria externa

A pocos días de lo que será la Asamblea de socios de Unión para aprobar la Memoria y Balance del último ejercicio, el presidente Luis Spahn recibió este viernes por la tarde a los referentes de dos agrupaciones que hoy están ideológiocamente en la vereda de enfrente a la actual gestión. Por lo que se pudo averiguar, siempre la idea de los referentes de estas dos agrupaciones era que la info no trascendiera, bajo el concepto de que “los trapos de Unión se lavan adentro de Unión”.

De todos modos, pudo conocerse que hace más de dos semanas, con la firma de varios socios, le solicitaron a la actual Comisión Directiva una serie de aclaraciones económicas y financieras del actual presente tatengue. Si bien en el cara a cara de ayer se tocaron varios temas, el epicentro giró en la famosa “deuda nominal” de aporte privados que ascendería a casi la mitad del pasivo que presentará Unión en la Asamblea del jueves 23 de este mes para aprobar Memoria y Balance.

Extraoficialmente, trascendió que Unión presentará un pasivo reducido —por primera vez en varios años no se da ésto en López y Planes— con obligaciones que ascienden a unos 68 millones de pesos, de los cuáles 30 millones de la misma moneda son de aportes privados y es allí donde se apunta mayoritariamente a la figura del presidente Spahn con su dinero.

La falta de concreción de la “famosa” obra del estadio, los casi 40 jugadores que llegaron sin incidencia como refuerzos en estos años, el porqué nunca se pudo aspirar a jugar una copa y la deuda con el actual presidente fueron los puntos más salientes. Desde las dos partes —oficialismo y oposición— confiaron a este diario que se trató de un “respetuoso debate de ideas, más allá de los cuestionamientos o las diferencias”.

Así como en el sector disidente, por llamarlo de alguna manera, aparecieron conocidos ex dirigentes y empresarios, el propio presidente Luis Spahn se puso al frente de quienes recibieron a estas agupaciones, contando con un número importante de dirigentes de la actual Comisión Directiva que acompañaron a su indiscutido líder político e institucional en el Mundo Unión.

“Los aportes que hicieron todos los dirigentes, no sólo ahora Luis Spahn, que pasaron por la vida de Unión están documentados, hay un libro diario de entrada y salida de caja. Está todo respaldado. Y del mismo modo, Unión siempre fue honrando las deudas con los ex presidentes, por caso don Angel Malvicino y Juan Leonardo Vega”, fue una de las respuestas que se llevaron.

"Pido yo la auditoría"

Siempre que la discusión ingresó en el famoso terreno de los aportes privados, la actual gestión refiere a una deuda “nominal” global, sin precisar datos ni detalles de los aportantes. De todos modos, por lo que pudo averiguar este diario, el mismo presidente Luis Spahn les dijo en la cara a sus “opositores” (por ponerle algún rótulo) algo que había deslizado en la última reunión “caliente” de mesa chica con varios integrantes de la Comisión Directiva: “No voy a ser yo el que avale mi propia deuda, vamos a contratar una auditoría externa rentada. Es más, dejo en libertad que se elija al profesional o estudio contable que quieran”.

De todos modos, una vez más el presidente tatengue —sin mencionar el monto en ningún momento de la charla— fue claro y repitió ante los referentes de estas dos agrupaciones algo que ya había deslizado esa vez que recibió a hinchas y socios en la sede de López y Planes: “No hay ningún problema con el dinero...ya lo dije...la cobrarán mis nietos. Cuando me vaya, Unión pagará como pueda y quiera; con porcentajes de ventas de jugadores, como los otros dirigentes que aportaron en las gestiones anteriores”.

En medio de un intercambio respetuoso, las sensaciones finales del encuentro fueron dispares: “Nos vamos muy preocupados y con muchas dudas”, expresaron los referentes Glorioso ‘89 y Pasión Tatengue. “Hay una deuda controlable, el club no está incendiado como cuando llegó Luis Spahn hace ocho años. Ahí sí, estábamos al borde de la nada. Ahora, la deuda es manejable acorde al capital de futbolistas que tiene Unión para transferir a futuro”, se escuchó de parte del oficialismo.

Ninguna de las dos partes, ni la Comisión Directiva ni las agrupaciones mencionadas, emitió algún comunicado oficial al respecto de este saludable e inédito encuentro en la sede del Club Atlético Unión. Por lo pronto, tampoco informó la institución cuál es el día de la asamblea de socios, aunque se cree que finalmente se confirmará el jueves 23 de Noviembre.

“Los números del Balance estarán pegados en los transparentes de la institución varios días antes para que los socios los puedan estudiar cada detalle”, aseguraron. El lunes, cuando se abran las puertas de la sede, será 6 de noviembre. A 17 días de la asamblea más importante que tiene cada club en la Argentina, por ahora los números no aparecieron por López y Planes. Deberán estar la semana que viene. Y también será el momento del llamado a la asamblea, porque así lo establece el estatuto. Fuente: El Litoral

Con tecnología de Blogger.