Soldano: "Mi cabeza está puesta en Unión"

El regreso de Leonardo Madelón lo potenció como a otros tantos jugadores de Unión. Es cierto que su entrega y dedicación por el equipo nunca estuvieron en tela de juicio, pero para un delantero no convertir resulta una mochila muy pesada de llevar que solo puede aliviarse cuando se reencuentra con el gol.

Esto le ocurrió a Franco Soldnao, uno de los indiscutidos del plantel de Unión, al cual el hincha siempre le valoró su esfuerzo y calidad. Sin embargo, recién en la 2ª fecha de la Superliga pudo cortar una larga y nefasta racha sin convertir. Sin embargo, a pesar de la sequía, hace un par de meses el mismísimo River preguntó por él para disputar la segunda parte de la Copa Libertadores de América.

El presente es bien distinto, ya que es el goleador absoluto del único escolta que tiene el campeonato y por eso las ofertas comenzaron a llegar a la Avenida, donde tiene contrato hasta junio de 2019. El sunchalense habló con "La Central Deportiva" que se emite por Cadena 3 Santa Fe, donde se refirió al gran momento que está atravesando en lo personal y que vive el plantel en general. Además, habló de su futuro y los objetivos que tiene como profesional.

En el inicio, destacó: "Por suerte se disfruta mucho de este momento, trabajamos mucho para que así sea. Estoy contento por lo grupal, ya que facilita lo personal. Este es mi mejor momento, el nivel colectivo es muy bueno y eso se ve reflejado en los resultados y la tabla de posiciones. Eso aumenta el nivel individual, estamos en un buen momento futbolístico, físico y en mi caso ayudan mucho los goles".

Se refirió a las sociedades que hay dentro del equipo y a la dupla que conforma en la delantera junto a Lucas Gamba y afirmó: "Es la clave que tiene el equipo, que consiguió una solidez defensiva importante. Que cuando no tenemos la pelota somos muy ordenados, a los rivales les cuesta crearnos situaciones de gol. En el último partido si nos crearon dos o tres situaciones de gol es mucho, algunos jugadores levantaron el nivel como en mi caso, en los mediocampistas tenemos mucho juego a comparación del campeonato pasado, con volantes que llegan al gol. Adelante, con Lucas (Gamba) jugamos de memoria, sabemos dónde está ubicado cada uno. Una de las grandes virtudes que tenemos los dos es que cada uno piensa en el otro, no hay egoísmo".

Cuando se le preguntó por cómo lo bancó Madelón cuando no llegaba un delantero de jerarquía y afirmó: "Sentí su respaldo, también me lo había dado a nivel privado. No solo del cuerpo técnico, sino también de mis compañeros que siempre me apoyaron. Son los que están en el día a día, ven cómo trabajo. Eso te da tranquilidad de saber que puede contar con los compañeros y el cuerpo técnico. Tuve charlas con Leo, donde me manifestó lo que pretendía de mí, conociéndome y sabiendo lo que podía dar. Hoy se están dando esos pequeños frutos y uno dentro de la cancha devolviendo esa confianza".

Sobre lo que le llama la atención de su rendimiento en referencia a los meses anteriores, dijo: "Creo que con Gamba estamos recibiendo la pelota más cerca del arco rival, que era una de las cosas que teníamos a corregir en referencia al campeonato anterior. Hacíamos un desgaste importante a nivel defensivo y cuando recuperábamos la pelota estábamos lejos del arco, hoy esa solidez defensiva que obtuvimos y los volantes con llegada al gol nos facilitan acortar metros hacia el arco rival, por lo que tenemos más situaciones de gol y después depende de nosotros resolverlas de la mejor manera".

En cuanto a cómo cambió el equipo con la llegada de Madelón, analizó: "Es la vorágine del fútbol, pero no te podés relajar. Porque así como hoy estás atravesando un buen momento no te podés relajar, ya que como cambia de rápido para bien también cambia para mal. Hay que aprovechar este momento, seguir trabajando y mejorando, siempre tratando de perfeccionarse a nivel grupal e individual. Hay que cuidar estas rachas positivas, y sobre todo con trabajo, humildad y manteniendo los pies sobre la tierra".

Las chances de emigrar

Luego, habló de las posibilidades que tiene de emigrar al fútbol europeo y dijo "Trato de mantenerme al margen, por más que no es fácil ya que las redes sociales y amigos te hacen llegar todo. Pero a nivel familiar y con la gente que trabaja conmigo siempre les planteo que me dejen jugar al fútbol y cuando termine el torneo veremos. Soy de los que piensa que si uno entra a la cancha pensando que si mete un gol se va a ir a algún lado generalmente no termina siendo nada. Si uno hace las cosas bien dentro de la cancha y ayuda al equipo las cosas llegan".

Además, contó cuál es su objetivo personal y afirmó: "El objetivo de todos es clasificar a una Copa, es la idea de todos para dejar una marca en el club. Llegué hace tres años, logramos un ascenso, me costó adaptarme, venía de jugar en un Torneo Argentino y recién este año me pude afianzar como titular. Por eso primero quiero aprovecharlo y luego alcanzar los objetivos grupales y personales".

"No pienso en el futuro porque lo importante es ganar los próximos partidos y terminar esta primera parte del torneo lo más arriba posible. Después trato de vivir el día a día, partido a partido, es la clave para mantener los pies sobre la tierra. Las cosas si se dan, se dan. Lo vivo con esa tranquilidad. Generalmente fuera del ámbito laboral trato de no hablar de fútbol, siempre se habla con amigos o mi viejo, pero lo hacemos del equipo o del fútbol en general, no de lo personal. Es una de las claves para mantener la mente despejada", destacó en otra parte del diálogo.

En cuanto a si sueña con ser goleador del campeonato, afirmó: "Sueño y me lo propongo. Trabajo día día para intentar ayudar al equipo con los goles. Una de las virtudes que tengo es el sacrificio, pero si no convierto no sirve de mucho. Los goles están haciendo que se valore también el sacrificio. Pero como delantero el objetivo es marcar la mayor cantidad de goles posibles, pero en el fútbol argentino hay grandes delanteros, hoy Benedetto está en la selección, por lo que al lugar que ocupo en la tabla de goleadores lo vivo con orgullo".

"Si bien uno mantiene la humildad y el trabajo no hay que alejarse de la realidad. Somos los segundos del campeonato, perdimos un solo partido con el equipo que va a jugar la final de la Libertadores, que lo hizo con titulares, y al que le jugamos un gran primer tiempo. Nos desprotegimos 10 minutos y nos volvimos sin nada. Pero estamos haciendo un gran campeonato, son pequeñas cosas que hacen que uno siga trabajando de la misma manera porque quiere decir que lo venimos haciendo bien. Con Lucas (Gamba) hace mucho tiempo que venimos trabajando juntos, por lo que tenemos movimientos preestablecidos", destacó en otra parte del diálogo cuando se le preguntó por el presente del equipo.

Con tecnología de Blogger.